El colectivo de jugadores de golf y profesionales del sector eligen el SEAT Tarraco como el mejor vehículo por su habitabilidad, utilidad, relación calidad/precio y eficiencia medioambiental.

El buque insignia de la compañía española destaca por ser la referencia en seguridad, su increíble comportamiento dinámico, y una gran versatilidad y practicidad, con hasta siete plazas y el maletero más grande del segmento.

El SEAT Tarraco ha sido elegido por los jugadores de golf como “Coche Ideal” por reunir todos los requisitos que demandan los golfistas, tanto para un uso a diario como para la práctica del deporte del golf: utilidad, habitabilidad, relación calidad/precio, y respeto por el medio ambiente. El director de Comunicación de SEAT España, Fernando Salvador, fue el encargado de recoger el premio en un acto celebrado en el Club de Golf Olivar de la Hinojosa, en Madrid.

Enmarcado en la XI edición de la Copa de España de medios de Comunicación, el premio “Coche Ideal” para los jugadores de golf se elige mediante votación abierta y pública a todos los participantes del torneo, entre una preselección de media docena de vehículos, elegidos por un jurado de 63 periodistas y profesionales especializados en los sectores del motor y el golf.
 

SEAT Tarraco, máxima seguridad y refinamiento

Diseñado y desarrollado en las instalaciones de SEAT en Martorell (Barcelona) y producido en Wolfsburg (Alemania), el nuevo Tarraco es un vehículo versátil y práctico gracias a sus hasta siete plazas disponibles, y a uno de los maleteros más grandes de su categoría (760 litros con cinco plazas y 700 litros con siete).

El nuevo buque insignia de la marca española ofrece un elevado nivel de refinamiento, calidad y acabados, y presenta una excelente capacidad de conducción y rendimiento. Asimismo, se sitúa como la referencia en seguridad dentro de su segmento, gracias a su gran dotación de equipamiento tecnológico, destacando innovadores asistentes a la conducción como son los de pre-colisión y vuelco, entre otros.

El SEAT Tarraco ofrece un gran comportamiento dinámico gracias a la tracción integral 4Drive, el sistema de Dirección Progresiva y el Control Dinámico de Chasis (DCC) –que regula la firmeza de cada amortiguador por separado tanto de forma automática, como bajo demanda del conductor–. Sus potentes y eficientes motores de 150 y 190 CV, tanto de gasolina como Diésel, disponen de la etiqueta medioambiental C, y pueden ir asociados a un cambio automático DSG de siete velocidades o a una caja manual de seis.