El SEAT Tarraco completa su gama con la incorporación del acabado ‘FR’, que otorga un atractivo y una deportividad nunca vistos en el SUV más grande jamás creado por la compañía española. La diversión al volante es una de las premisas de SEAT, y el nuevo Tarraco FR aporta una imagen muy exclusiva, tanto en la carrocería como en el habitáculo, y permite trasladar a los pasajeros una agilidad y precisión de conducción poco común entre los vehículos de tan grandes proporciones, gracias a una suspensión deportiva que, junto con el sistema de dirección progresiva y el Control de Chasis Adaptativo DCC, alzan al modelo como la referencia dinámica en su segmento.

SEAT imprime un exclusivo diseño en esta versión del Tarraco, con la presencia de un logo FR totalmente renovado, una parrilla delantera específica con molduras en color negro, y paragolpes de diseño específico y molduras laterales, pintadas en el mismo color de la carrocería. Además incluye de serie un spoiler trasero en el color de la carrocería, pasos de rueda ensanchados, molduras específicas en los paragolpes en color negro, retrovisores en color negro, y unas exclusivas llantas de aleación de 48 cm (19"), entre otros.